23 ago. 2010

Que haga frío, un frío que nos hiele el culo.
Un estornudo matutino, las patas congeladas y ese baño de vapores.
Que se caiga el cielo y se desnuden los infiernos,
Que se resfríe la gracia, patine y haga resbalar.
Y que el sol, cristalizado y azul, proyecte helio y haga mierda todo.
Fuera satélites artificiales, mares y desiertos,
Algo blanco y platino espero, por favor.
Que llueva escarcha y que el rocío sea un manto helado,
Que la luna trace con polvo su traslación, y que los insectos nos devoren.
Cuando ese invierno nos atosigue estaré ahí,
En bolas, sentado en medanos tranquilos y pálidos,
Contemplando la vida y la funesta resurrección de las especies.

12 ago. 2010

Motivos para vivir, razones por las que desvivirse,
Arrancarse la espina, ver como brota la gota,
Del cuerpo, la sangre turbia.
Mantenerse intacto, por momentos.
Sin embargo, el anhelo es un triste consuelo,
Maldecir, odiar el encuentro.
Rehusar a reencuentros, por el hecho de no soportar tal maleficio.
Ser indirecto, complicarse porque si, me gusta a veces,
Cuando no hay alternativa, cuando la alternativa es esta,
Vomitar.
Y a veces el licuado es dulce, atrayente,
un talismán embriagador que envenena, dosificándose,
Revolviendo las tripas, el corazón, etcétera.
Aunque generalmente la bilis es amarga, un café tostado,
Recorriendo la traquea, batiendo el cerebro,
Y escupiendo la tinta se desgarra el pecho,
Pensando, nada mas. Y que malo es en ocasiones…
- no quiero hacerlo, ¡No! Ni revolotear en los perfumes
Buscando la fragancia exacta. ¡No! Las pestes se suceden,
Monótonas, rutinarias, un juego sin fortuna que obedece al horóscopo

lcoclclcocococlc

Tic, tic, tic
(siento como el universo se retuerce)
Como formidables masas de gases expulsan a gigantes de sus viseras,
Grandes y robustos genios de hierro, volatilizados en el celeste ovalo.
Agujeros negros, triturando cada gramo de materia, cada partícula atómica,
Cada fisura de luz.
Veo en los cielos grandes incendios, estrellas muertas, asteroides, mutaciones químicas,
Infinidad de acontecimientos evadidos de el cronometro biológico.
Y aun sabiendo esto nos creemos indestructibles, in suplantables,
tan necesarios para la vida que ya ni la mismísima nos necesita.
Creemos en factorías de esclavos laborales, en la necesidad de que nuestros descendientes también participen en la factoría educativa,
(el mismo uniforme, no vayamos a confundirnos de rango)

4 ago. 2010

Cada vez peor me veo, reflejo ocre, viejo, gastado y insulso.
Cada vez mejor, mamá canta, se apiada del adorno que engendro.
Hoy ya sabemos todos como sigue el cuento, cada cual por su lado,
Su senda, destino, como mas le guste llamarse.
En estos casos, nada.
Simple nada,
Esperar, y mientras uno aguarda, el corazón vuelve a endurecerse.
Indefinible es, nunca un beso supo dar, en condición de la pasión,
Y si el beso voló, quizás en alguna resquebrajada pared fue desvaneciéndose,
Como el olor del matutino rocío, comprendido desde los sauces hasta los parques,
Esos impolutos jardines de manantiales inagotables, en donde la vida refleja su única esencia.
Pero conformarse, adueñarse de la imagen un segundo..
¿Quién es árbol y respiro?
Quien fue ave y emigro
Esbelto cisne, batiendo la fragancia,
Rudo platino, agitando el plumaje.
Cruda memoria agonizante, no pienses más,
¿para que mas? ¿para que “que”?
Grácil cogote, no vires y mires la desolación,
Un gesto imprudente, se llama…
Dice ser agonía, añoranza,
En cualquier caso, cada año.
Placebo, primitivo consuelo veo,
La cuestión: eso.