23 ago. 2010

Que haga frío, un frío que nos hiele el culo.
Un estornudo matutino, las patas congeladas y ese baño de vapores.
Que se caiga el cielo y se desnuden los infiernos,
Que se resfríe la gracia, patine y haga resbalar.
Y que el sol, cristalizado y azul, proyecte helio y haga mierda todo.
Fuera satélites artificiales, mares y desiertos,
Algo blanco y platino espero, por favor.
Que llueva escarcha y que el rocío sea un manto helado,
Que la luna trace con polvo su traslación, y que los insectos nos devoren.
Cuando ese invierno nos atosigue estaré ahí,
En bolas, sentado en medanos tranquilos y pálidos,
Contemplando la vida y la funesta resurrección de las especies.

No hay comentarios: