12 ago. 2010

lcoclclcocococlc

Tic, tic, tic
(siento como el universo se retuerce)
Como formidables masas de gases expulsan a gigantes de sus viseras,
Grandes y robustos genios de hierro, volatilizados en el celeste ovalo.
Agujeros negros, triturando cada gramo de materia, cada partícula atómica,
Cada fisura de luz.
Veo en los cielos grandes incendios, estrellas muertas, asteroides, mutaciones químicas,
Infinidad de acontecimientos evadidos de el cronometro biológico.
Y aun sabiendo esto nos creemos indestructibles, in suplantables,
tan necesarios para la vida que ya ni la mismísima nos necesita.
Creemos en factorías de esclavos laborales, en la necesidad de que nuestros descendientes también participen en la factoría educativa,
(el mismo uniforme, no vayamos a confundirnos de rango)

No hay comentarios: