3 nov. 2010

postrado un cero, si, un ciento de nadas. nadas tan absolutas como las paginas del silencio, hojas que rezongan, marchan en otoño por absurdos laberintos, hacia el blanco, interminables ciclos de ceros.