12 dic. 2009

Desplazar el destello me resulta imposible ahora,
Moverlo, construirlo en opacas resoluciones, mentales.
Visuales antes, cerebrales también. Ambas.
Y se agudiza la percepción, en diversos ámbitos,
complejos para analizarlos con meticulosidad.
Entre ellos. Entre tanto, la fluidez proseguía, retozando en almohadones.
No. Mejor digamos: en el espacio físico que se me presupone.
Ahora dudo.

No hay comentarios: