29 nov. 2009

1

Un esqueje, y el raciocinio de la morsa se activo. En un instante.
En ese instante. En el que el mamífero retozaba en su pereza divina.
Ahí, con el amoniaco brotando de los poros lo identifique.
Al animal, digo…

No hay comentarios: