24 dic. 2009

un hada

Sobre un calendario escrito en rojo
Se deslizan los dedos como en un bello juego,
Trasparente la hoja refleja un brillo,
Un espejo

Recito un murmullo calido
Cuando el frío al tiempo se avecina,
Una estela que bordea la circunferencia,
Rebosa y cae la grieta del manantial.

El sueño no ayuda,
no lo tengo, ni el a mi.
La muerte tararea sentimientos desconocidos,
La conmueven,
no supo nunca del amor

La distancia apabulladora…
¿Qué es próximo, y a la vez lejanía?
Aislado del tacto y tan dentro del cuerpo
Que como un resfrío estremece
Y lo vulnerable se vuelve incienso

Es hora ya…
que la centinela ilumine,
Hasta las galaxias enmudezcan,
Como ríos de fluor que yacen en la piel

No hay comentarios: