29 ago. 2009

17.27


...mi querido espectro secuaz, ahí en donde estés caminando, a lo profundo del sendero, ahí; corriendo, fugando del viento.
Así amigo, sombra de mis sombras, dueño del silencio, a mi, don cielo plutónico de recelo, el cuento de mal saber.
¿A quien sino podría torturar con frases? un espejo andante que baila por no descansar, al espejo rumiante de gemidos tornasolados que es espejo de mi, al revalsar; pretexto del reflejo es no desearme copiar, no mirarme seguir, ni trasnochar entre surcos de alquitrán.
Se rima, y sin quererlo se asoma un descorchado envase, el recipiente del cual emanó sinceridad, pura, nefasta u diosa de crepúsculos.
Se ve el gavilán de vez en cuando, se observa rapiñando en el estéril pastar, va ondeando sus pliegues alados, sus plumas descienden, insecto conciernen la fatalidad próxima.
Yo piedra, lima de uñas y dientes, un objeto contundente en la apreciada y desolante libertad, un insecto mas al querer consumar la fragilidad, un pastizal mas guiado en las corrientes universales. ¿Al más allá?

1 comentario:

LA FANZINE dijo...

Hola Mauro!
Gracias por interesarte por La Fanzine y tenernos enlazadas en tu blog roll!

En Octubre sacaremos La Fanzine en papel, y si te apetece publicar en ella no tienes más que enviarnos lo que quieras a la0fanzine@gmail.com junto a una breve biografía.

Un abrazo