24 jun. 2011

“empecemos por el principio”

Tal vez. Tal vez te abrigue comenzando por el final, en una bahía, cuando los pájaros duerman. Tal vez me vea dispar, y sin cesar tal vez, vuelva a cantar como aquel saber, como el mar meciéndose. 
Aquí veré, remendando el alma al salir, sin mediar entre usted y la sal seré, eso que añora el partir. Tal vez, si hoy la encontrase, precipitándose. Con sus alas, abrigando la nada, que es calma al caer. Y en mis manos el fin, mientras veo desvanecerse la sed, carmín que dejo en la piel, clara piel

No hay comentarios: