16 abr. 2011

viste como palidece absolutamente todo, entre lagañas y multitudes que perciben el ocio, viste marchar a mil ovejas en las colinas, bajo estrepitosos ocasos que las confunden. viste a una anciana orinando en la puerta de tu casa, por mera necesidad, y no te importo. vimos pasar todo, lo contemplamos con los ojos de la muerte, en el sinietro fracaso ideado. chau. mugre

No hay comentarios: