30 jul. 2011

Disfrazada tras el guiño, en un sismo resplandeciente, sobre, mentes y pobres desciende, a herirnos.
No disimulamos ni un trazo, el paso mismo nos trajo, nos dijo.
Sobre las cabeza anidó, un atajo, al nido llegó, el día cambio, nos trajo…

No hay comentarios: